CUARESMA Y SEMANA SANTA, EL MOMENTO DEL ICONO

La cuaresma es un tiempo litúrgico que la Iglesia nos propone, pero ¿por qué dedicar este tiempo a la escritura del icono?

1 El tiempo de cuaresma nos remite a los cuarenta días que Jesús pasa en el desierto. Él se retira en ayuno, silencio y oración. Escribir un icono nos hace entrar en este silencio y oración, es en sí una experiencia de intimidad. El ayuno y el silencio ha acompañado a los monjes de todos los siglos cuando realizaban iconos.

2 La cuaresma dura unos cuarenta días, a los que podemos sumar la Semana Santa, es una cuenta atrás una espera activa. Cuando nos ponemos frente al icono debemos parar, dedicarle un tiempo y un espacio concreto, la pintura del icono nos prepara.

3 La cuaresma es el tiempo de conversión y como decía Uspensky: la primera intención del icono es la conversión del iconógrafo.

Por estas razones el icono es un compañero, una ayuda en el tiempo de cuaresma.

A continuación unas ayudas que damos en el tiempo de cuaresma a todo aquel que quiera acercarse al icono:

Si en estos días de cuaresma compras una de nuestras tablas para iconos recuerda introducir el código -CUARESMA10- para obtener un 10% de descuento.

Dejamos a vuestro alcance un par de bocetos iconográficos nuevos con los motivos de la Semana Santa, descargables y GRATUITOS

Tampoco puedes perderte un 40%de descuento con el código -CUARESMA40- en nuestro curso en Holydemia y hasta un 60% de descuento en el curso comprando uno de nuestros KITS

Deja una respuesta

Cerrar

Trazos Vivos

Material para pintar iconos bizantinos

Cerrar
Cerrar
Entrar
Cerrar
Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en el carrito.